30.10.13

TEXTOS EN RED - EL FANTASCOPIO: "SHAME" (STEVE McQUEEN, 2012) - LOS PÁJAROS



SHAME (STEVE McQUEEN, 2012)

LOS PÁJAROS



POR MARIEL MANRIQUE



No estoy tan segura de que todo lo sólido se desvanezca en el aire. Sí los palacios de cristal, las exposiciones universales, los parques temáticos, las flores. Quizá el aire que arrastra el polvo de las ruinas deposita ese polvo en algún lugar y algo, sin nombre todavía, se asienta, se arraiga y prolifera. Como un embrión o una era o una civilización o el crecimiento de un microorganismo que alguien atrapará con una red, pondrá bajo una lupa, bautizará en un nomenclador científico. Pero he visto la manera en la que el dolor, que es sólido y no puede pronunciarse, toca su límite de resistencia como tal y estalla y se derrama y se hace líquido. La forma líquida habitual del dolor extenuado son las lágrimas. Cuando expulsa la piedra de su boca, el dolor también se descompone en semen compulsivo o fluye en hilos descontrolados de sangre. Semen desperdiciado, sustraído a la rueda de la procreación, y sangre del último recurso, cuya vocación sin futuro es la repetición de desangrarse.

Los adictos al sexo y los equilibristas de las tentativas de suicidio caminan en círculo. Aunque, como Brandon, salgan a correr como maratonistas o, como Sissy, suban al escenario de un bar para cantar su propia y dulcísima versión de “New York, New York”. Brandon y Sissy en Shame.

Brandon hace del sexo una gimnasia (una versión en cámara lenta del ejercicio de correr filmado en travellings) y se paraliza en cuanto la mecánica del sexo plantea el (...)